Retinol: ¡Como usarlo, efectos y mucho más!





¿Qué es y qué hace?

Cuando hablamos de cosméticos antiaging, hablamos de retinol. Se trata de un tipo de retinoide derivado de la vitamina A, y uno de los más utilizados en dermatología y con mayor número de estudios de eficacia probada.
Su acción sobre la piel es como renovador celular estimulando la producción de componentes fundamentales en el mantenimiento de la firmeza de la piel a la vez que mejora la textura, aportando luminosidad y mejorando el aspecto general de la piel, minimizando arrugas y manchas.
Se convierte así en uno de los activos más eficaces para frenar y combatir los signos de la edad a nivel cosmético.

¿Cuándo empezar a usarlo y cómo?

Desde CDI recomendamos el uso de retinol a partir de los 30 años. Como hemos mencionado se trata de un activo muy eficaz y esta es la parte buena, sin embargo, también existe una no tan buena y es que no es totalmente tolerado por la piel por lo que en un elevado porcentaje existe un periodo de adaptación que puede causar escozor, picor, enrojecimiento y/o descamación, aunque tenemos que destacar que todos estos efectos adversos desaparecerán tras las primeras aplicaciones para dar lugar a una piel rejuvenecida y luminosa.

Algunas recomendaciones que debemos tener en cuenta a la hora de aplicar retinol son:

  • Aplicar de noche sobre la piel limpia y seca
  • Comenzar aplicándolo dos noches por semana
  •  Evitar zonas más sensibles como el contorno de ojos o el cuello (si queremos aplicarlo en estas zonas lo más conveniente es seguir las recomendaciones de un experto que personalice nuestra rutina en cada caso con el producto y la pauta más adecuada)


¿Puede utilizarlo todo el mundo?

Normalmente se desaconseja su uso durante el embarazo y la lactancia, así como suspender su aplicación en caso de reacción alérgica.
Otro punto conflictivo en cuanto al uso del retinol lo encontramos en las pieles sensibles o especialmente reactivas puesto que, aunque eficaz este activo no es completamente tolerado por la piel produciendo irritación en las primeras aplicaciones con cierta frecuencia. Debido a esto, ante determinados tipos de piel su uso quedaba descartado. Afortunadamente, en los últimos años se ha conseguido, tanto aumentar las concentraciones de retinol presentes en los cosméticos, como desarrollar sistemas de encapsulación y liberación más eficaces consiguiendo una mejor tolerancia, gracias a lo cual podemos beneficiarnos de todos los efectos positivos que este activo tiene sobre nuestra piel sin sufrir esos efectos adversos que lo acompañan en la mayoría de las ocasiones como hemos mencionado anteriormente, haciéndolo apto para pieles queno resultaban idóneas para utilizar este tipo de activo.

¿Qué producto elegir?

Existen varios aspectos importantes a tener en cuenta. A continuación, te contamos los más importantes y nuestros productos recomendados.

  • Concentración adecuada de retinol para que resulte eficaz en la piel.
  •  La forma en la que el activo ha sido incorporado al producto. No todas las formas de vehiculización resultan igual de eficaces y tenemos que asegurar que llega a capa profunda de la piel.
  •  Adecuado para mi tipo de piel según el sistema de liberación del activo, activos liposomados, encapsulados en microesponja…
  •  Algunos de los productos recomendados por CDI son los geles renovadores de ALLSKINMED, Wriknle and Texture Repair o Brightener en sus distintas concentraciones. 



¡Si tienes dudas de cómo usarlo o no sabes cual elegir pide ya tu cita para un asesoramiento cosmético y ven a vernos!




www.clinicadermatologicainternacional.com



Comentarios

Entradas populares