¡Los mejores cuidados cosméticos para hacer frente al frio!



Cuando llega la época invernal, agentes externos como el viento, las bajas temperaturas o la calefacción se suman a la radiación solar y la contaminación entre las agresiones a la que exponemos nuestra piel diariamente.
El viento, las bajas temperaturas o la calefacción hacen que la piel se deshidrate debido a que nuestra barrera protectora y el factor de hidratación natural de la piel se ven alteradas ante un ambiente más seco, apareciendo sensación de tirantez, sequedad, descamación en algunas zonas del rostro e incluso la aparición de rojeces o picor.

¿Cómo combatirla?

En primer lugar, lo ideal es siempre acudir a un experto que pueda aconsejarnos de forma correcta y personalizada según nuestras necesidades ya que el uso de productos incorrectos o que no cubran nuestras necesidades pueden provocar un empeoramiento de la situación.
En cuanto a las pautas indicadas para el cuidado de la piel existen ciertos pasos que debemos destacar de forma general como:

-        El uso de limpiadores suaves que no resulten agresivos y respeten y ayuden a mantener el equilibrio natural de la piel mañana y noche.
-       Antioxidantes como la vitamina C que nos ayuda a bloquear el estrés oxidativo y aportan luminosidad.
-        La aplicación de un producto antiaging como el retinol o el ácido glicólico.
-        Exfoliación suave pero eficaz.

Sin embargo, en el caso de una piel deshidratada hablaremos a continuación de algunos activos de por norma general resultan indicados para restituir el equilibrio del componente acuoso de la piel. Entre ellos encontramos sustancias humectantes como:

-          Ácido hialurónico
-          Urea
-          Vitamina B5
-          Glicosamionoglicanos
-          Ácido láctico

Estas sustancias ayudan a retener el agua en las distintas capas de la piel eliminando los signos de descamación y sensación de tirantez por lo que ante una piel deshidratada incluirlos en nuestros productos de cuidado diario resulta fundamental tanto por la mañana como por la noche según el momento y la necesidad de nuestra piel. Otra ventaja de este tipo de activos es que no aportan grasa por lo que son indicados tanto para piel seca como para piel grasa o con tendencia acnéica.

¿Qué productos debo buscar?

Afortunadamente, existen en el mercado una amplia gama de texturas y formatos como serum, gel, crema o mascarilla entre otros, que nos permiten incorporarlo de forma fácil a nuestra rutina cosmética habitual tanto de forma diaria como puntual para un tratamiento intensivo de hidratación.
Por último, no podemos olvidar mencionar el componente oleoso de la piel y es que en numerosas ocasiones encontramos una piel que además de estar deshidratada esta seca. En este caso, los productos indicados y que detallaremos más en profundidad en siguientes publicaciones, son aquellos de naturaleza oleosa como aceites, ceramidas o mantecas cuya acción resulta importante.







Comentarios

Entradas populares