Productos imprescindibles en el cuidado facial.

El desmaquillante es un producto imprescindible en cuidado facial. Primer paso en cuidado facial. Prepara la piel para absorción de los productos posteriores aumentando su función. Con el podemos potenciar los resultados de los productos o si esta inadecuado - desequilibrarla.

Imprescindible tanto si nos maquillamos como si no, porque previene el envejecimiento prematuro de la piel o la aparición de problemas.

Ideal es limpiar nuestro rostro dos veces al día, mañana y noche, tanto para eliminar impurezas y maquillaje, como para retirar el exceso de sebo.

Entonces ¿Cómo elegir el desmaquillante adecuado?

Cada tipo de piel necesita unos cuidados especiales y la aplicación de determinados productos; por tanto, deberíamos elegir el desmaquillante en función de las características y necesidades de nuestra piel.

Piel seca requiere productos limpiadores con ingredientes humectantes en forma de la leche o la crema (con principios activos como avena, manteca de karité, aceite de oliva, aceite de almendras). Es decir, que mantengan la película de hidratación de la piel.

Piel mixta o grasa se caracterizan por el exceso de producción de sebo, que se acumula junto a la polución, el maquillaje y otras impurezas obstruyendo los poros. Por eso requieren productos limpiadores con ingredientes como extractos de árbol de té, romero, lavanda, menta, hammamelis. Que regulan la glándula sebácea pero no llegan a resecar la piel.
Los productos deberían ser ligeros en la composición, sin ningún tipo de aceite o alcohol ya que podrían resecar en exceso el rostro y provocar una producción excesiva de sebo.
Los productos más apropiados serian a base de agua por ejemplo los geles.

Pieles con tendencia al acné necesitan los productos de limpieza especiales, con ingredientes antisépticos como el ácido salicílico o peróxido de benzoilo, que previenen y combaten los brotes.
Aquí quiero marcar algo muy importante, solamente las pieles con tendencia al acné deberían usar estos componentes. Que suelo observar mucho en los  pacientes con piel mixta o grasa que abusan los productos destinados para las pieles acneicas  que en resultado desequilibran  la flora cutánea y la glándula sebácea( donde se crea el sebo) por lo tanto la piel vuelve a producir más sebo y en efecto lesiones acneicas.

Piel sensible ya que puede reaccionar mal ante jabones y productos con alcohol o aromas o sufrir irritaciones al contacto frecuente con el agua el producto más apropiado para este tipo de piel sería una solución acuosa con principios activos calmantes como por ejemplo el pantenol, la alantonia o la urea. Evitar los productos que contengan aceites minerales, alcohol o perfumes. Una buena solución para este tipo de piel puede ser también un agua micelar.

El agua micelar esta formulada por las micelas que actúan como imanes ante la suciedad y el sebo, sin necesidad de aclarado final.
Este tipo de agua resulta beneficiosa tanto a pieles normales como a sensibles además de limpiar, cierra poros sin afectar a la hidratación.
Pero hay que tener en cuenta que si las personas se maquillan habitualmente el agua micelar no limpia profundamente.

www.hospitaldermatologico.es

Comentarios

Entradas populares de este blog