CÓMO RENOVAR LA PIEL DESPUÉS DEL VERANO

Después del verano nuestra piel sufre las consecuencias de los abusos que solemos cometer en vacaciones no solo el exceso de sol sino también tiene efectos en nuestra piel los hábitos alimentarios, el cloro de las piscinas, la falta de sueño...Todo esto provoca en nuestra piel manchas, sequedad y falta de luminosidad.

Lo que hay que conseguir es recuperar una piel sana y luminosa y para ello hay que seguir unas pautas:

La dieta es muy importante y debe ser rica en antioxidantes gracias a la verdura y la fruta. Es necesario beber agua, es bueno para nuestra piel.

La limpieza es fundamental, ya sea con gel, leche desmaquillante o agua micelar. Los cepillos faciales nos ayudan a que la limpieza sea mas profunda que de forma manual. Es bueno usarlos una vez al día.

Usar cosméticos con antioxidantes y protección solar es fundamental para prevenir el fotoenvejecimiento y obtener la luminosidad que muchas veces perdemos a la vuelta del verano. El spf debe ser mayor a 20 para asegurarnos que vamos bien protegidos. Hoy en día hay muchas cremas hidratantes que llevan protección o sino los maquillajes también lo llevan. Ya sea de una forma u otra lo que es muy importante es protegernos.

La hidratación es siempre muy importante. Y a la vuelta del verano todavía más debido al calor, al aire acondicionado, a los agentes externos etc. Se puede aportar hidratación con serum o cremas.

Por las noches hay que aprovechar que ya no hay sol para usar cremas que lleven derivados de la vitamina A o alfa-hidroxiácidos como el ácido glicólico y así conseguimos acelerar la renovación celular produciendo mas colágeno y elastina y mejorando la textura de la piel tan castigada en verano.

Con estas rutinas lo que conseguiremos es mejorar el aspecto de la piel, afinar el poro, atenuar arrugas finas y manchas y tener una piel luminosa. En definitiva tener una piel sana y radiante.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Productos imprescindibles en el cuidado facial.