DERMATITIS ATÓPICA ¿MEJORA Ó EMPEORA EN VERANO?

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel que cursa con brotes y el principal síntoma es el picor, en muchas ocasiones es tan intenso que es complicado no rascarse. No existe hasta la fecha ningún tratamiento definitivo pero se suele controlar bastante bien.


Las lesiones que presentan pueden ser:
• manchas rojas con vesículas, en la fase aguda
• manchas rojas con descamación , fase subaguda
• placas de piel engrosada y con los pliegues cutáneos marcados, fase crónica

En niños pequeños estas lesiones suelen aparecer en la zona de la cara y las extremidades y en adultos en pliegues y áreas flexoras de las extremidades.

Otros síntomas muy comunes de la dermatitis atópica son la xerosis ( piel seca), dermatitis en manos y pies, queratosis pilaris (que son granitos ásperos y persistentes en brazos y muslos).

Es una enfermedad frecuente en niños y suele aparecer en los primeros meses de vida despareciendo en algunos casos de forma espontanea en la pubertad, aunque en otros casos la enfermedad continua hasta la edad adulta, manteniéndose toda vida.

Es hereditaria y suele ir asociada a otras dos que son el asma alérgico y la rinoconjuntivitis primaveral, aunque no todos los pacientes tienen que sentir estos síntomas.

El tratamiento de la dermatitis atópica debe ser individualizado. El dermatólogo debe manejar la enfermedad adecuadamente en cada paciente y en cada momento. Y los cuidados que deben seguir estos pacientes en casa son importantes, porque la hidratación y la constancia ayudan a mejorar y espaciar los brotes. Por ello es importante concienciar a los padres y a los niños en el manejo de la piel atópica, tanto cuando se encuentra sin brote de eccema como cuando la dermatitis brota.

El baño debe realizarse una vez al día , no se deben usar agua muy caliente y utilizar un jabón sin detergentes, para no irritar la piel. El uso del jabón es muy importante porque no sirve de nada que nos pongamos todos los productos que nos recomiendan si luego no usamos un jabón adecuado. Siempre secar a pequeños toques.

La hidratación es fundamental para estos pacientes, normalmente cuando tienen el brote hay que usar cremas mas untuosas que calmen el picor y regeneren la barrera cutánea. Cuando no hay brote hay que seguir hidratándose todos los días varias veces pero podemos usar cremas más ligeras.

Una pregunta que nos hacen mucho es si en verano mejora la dermatitis. Lo que se ha visto es que con el sol la enfermedad mejora, pero hay que tener cuidado con las piscinas porque el cloro irrita la piel , por lo que es muy importante ducharse siempre después de bañarse en las piscinas para eliminar el cloro de nuestra piel.Y por supuesto usar fotoprotección.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Productos imprescindibles en el cuidado facial.